© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com

¿Qué es Mushin? 

 

La palabra Mushin, de origen japonés, es un concepto frecuentemente utilizado en la práctica de artes marciales, fromada por la unión de dos palabras: Mu (vacío, sin) y Shin (mente). Mu, perteneciente al budismo Zen (originario de China), hace referencia a los principios de sencillez y simplicidad. Por otro lado, unida a Shin da lugar a un nuevo principio: "mente o espíritu vacío". 

 

La comprensión de este principio es fundamental para conocer en profundidad las artes marciales y poder obtener el máximo rendimiento durante la práctica. Es necesario que durante la práctica la técnica y el espíritu se fusionen, creando el estado del Mushin o espíritu del espíritu vacío.

 

Cuando se domina el  Mushin, el practicante actúa sin ataduras y de forma libre. El espíritu se torna claro, sin intenciones, sin emociones ni deseos, es así como podemos predecir las intenciones de nuestro enemigo y volvernos como un espejo, fusionándonos para volvernos un sólo ser.

 

La integración de este principio en la realización del repertorio técnico y de los aspectos espirituales es el camino para conseguir el nivel más elevado para un artista marcial.   

 

¿Qué es un Dojo?

 

Dojo es la palabra empleada en Japón para designar un espacio destinado a la práctica de las artes marciales tradicionales. En japonés significa literalmente "lugar de práctica o de la vía”  y se refiere a la búsqueda personal de la perfección.

 

Es un espacio que debe ser simple y que en conjunto debe irradiar sencillez y dignidad sin nigún tipo de pretensión. La limpieza y la pulcritud deben ser irreprochables dejando de lado toda decoración superflua. Tradicionalmente es supervisado por un maestro, el Sensei. El Dojo puede ser cerrado o al aire libre, de forma rectangular o cuadrada.

La parte más importante, situada frontalmente y hacia donde van dirigidos los saludos, recibe el nombre de "Kamiza o casa de los Kami". En frente, en el Shimoza, se colocan los alumnos en Seiza dejando a su lado derecho el Joseki y, al lado izquierdo, el Shimoseki. No sólo se entrena la parte física de la práctica sino además la preparación mental, y el condicionamiento voluntario bajo un código de conducta.

 

En muchos estilos, al comienzo y al final de cada sesión de entrenamiento, los estudiantes hacen una limpieza ritual del Dojo, llamada Soji. Además de por higiene, esta práctica enseña disciplina y refuerza el respeto a la responsabilidad de todos, de mantener el lugar donde se entrena en perfectas condiciones, y que no sólo sea responsabilidad del Sensei.